El estancamiento tecnológico en Venezuela

      Hace no muchos años nos caracterizábamos por ser pioneros en uso de tecnología de punta a nivel cotidiano, incluso las operadoras eran capaces de traen los mejores equipos del momento (iPhone 5, Samsung Galaxy S3 o Galaxy Tab), el denominador común del venezolano siempre tenía en su mano equipos de alta gama para su uso cotidiano. De verdad podíamos notar el auge de la tecnología en nuestras manos.

Cortesía de Apple.com

      Cuando empezó el problema de la disparidad del dólar oficial al paralelo, está cotidianidad de siempre tener los equipos más actualizados, se fue perdiendo por la merma del poder adquisitivo del venezolano.

     Para el año en curso (2017) la esperanza tecnológica de equipos móviles para el venezolano es un teléfono que pueda tomar una foto sin ser muy pixelada y pueda ser enviada por WhatsApp, cuando a nivel mundial ya la tecnología VR es lo que está al tope, y que podemos verlos en equipos como los Samsung Galaxy S7, inalcanzable el día de hoy para la mayoría de los venezolanos.

  Sí nos vamos al apartado de las computadoras, podemos ver PC especializadas para jugar, para diseñar, para ser servidores, y el venezolano promedió en el mejor de los casos tiene acceso a un equipo que sirve para editar documentos de word y ver el Facebook.
   ¿Cuántos años de avances tecnológicos estamos perdiendo? ¿De que se está perdiendo nuestra generación?


   Más allá del tema coyuntural del país, la crisis, la escasez de comida, hay otros temas que no quizás no suenan en nuestro día a día, pero que los apasionados por la tecnología sabemos que existe y que muchos se están perdiendo porque no es una prioridad para las personas ni para las empresas de telecomunicaciones. 

Francisco Bastidas.
Con tecnología de Blogger.