Las inseguridades y nuestras sombras

El día de hoy decidí escribir sobre un tema bastante personal pero que nos afecta a todos, nuestras inseguridades y nuestras sombras.

Primero debemos entender que no existe nadie en el mundo que no posea una inseguridad o una sombra que nos aceche constantemente, y que forma parte de nosotros y de nuestra fuerza interior el poder sobrellevarlas de una manera positiva.



¿De dónde sacamos las fuerzas para poder superar estas situaciones? Es más fácil de lo que creemos, simplemente debemos mirar hacia donde queremos llegar, que metas queremos alcanzar, que sueños queremos cumplir, y hacer todo lo que esté en nuestras manos por llegar a esos objetivos a pesar de las dificultades.

A nivel personal, me ha sentir muy ansioso el no poder cumplir las expectativas que los demás tienen de mí, suelo venderme como una persona segura de cada paso que está dando, y esta misma seguridad es la que hace que todos altas expectativas sobre mí, me hagan sentirme ansioso sobre poder llenar todo eso.

Me preocupa enormemente no ser lo suficientemente productivo para la situación que vivimos actualmente en nuestro país, y siempre trato de buscarle la vuelta positiva del asunto, trato de instruirme cada día, para poder enfrentar mejor los retos presentes.

Sin embargo, es una constante inseguridad y motivo de preocupación ese asunto, esto produce ansiedad en mí, que se puede ver reflejada o la puedo drenar de muchas maneras, pero la más común es con toda seguridad, el comerme las uñas, mas allá de una manía, es mi manera de drenar esa ansiedad y se me hace cuesta arriba tratar de evitarlo.

La incertidumbre es una de mis grandes sombras, me gusta tener todo calculado, saber lo que va a suceder para prever cómo actuar ante una situación. Cuando suceden cambios que esta fuera de mi control y que debo enfrentarlos, siento incertidumbre por lo que viene, porque es algo que no estaba “planeado” por mí, y muchas veces puedo errar en la primera aproximación que tengo con la situación.

Aun así, y contándoles parte de mí. Me considero una persona que ha dado pasos correctos hacia el éxito, no conozco el secreto, aprendo en el camino, aprendo después de cada palabra que escribo, aprendo con cada artículo en mi blog, aprendo con cada post en mi Instagram, consumo feedback constantemente.


A mis 29 años, entiendo que debemos sacar mucha fuerza interior para no dejar que las situaciones nos consuman. Todos podemos caer en algún momento, eso no es un problema, el problema está en no saber cómo levantarnos.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.